rassegna stampa spagnola


Domingo, 7 de noviembre de 2010

Dice que Marruecos 'no quiere testigos'
Rabat impide la entrada del eurodiputado Willy Meyer y lo devuelve a España
El dirigente de IU quería visitar el campamento de protesta
saharauiTres periodistas que viajaban en el aparato, agredidos
por gendarmes

Pilar Ortega | Agencias

El dirigente de IU quería conocer la situación del campamento de
protesta saharaui. Tres periodistas, agredidos.

El eurodiputado por Izquierda Unida Willy Meyer ha corrido la
misma suerte que los tres parlamentarios del País Vasco y
Navarra expulsados de Marruecos cuando intentaban viajar a El
Aaiún para visitar el campamento de protesta que miles de
saharauis han instalado a las afueras de la capital para
protestar por las malas condiciones de vida en el Sáhara
Occidental.La policía marroquí ha impedido a Meyer descender del
avión que le había llevado hacia El Aaiún. Entre el pasaje
también viajaban tres periodistas españoles que han sido
agredidos por varios policías marroquíes. Todos ellos han tenido
que regresar en el mismo vuelo hacia Las Palmas.Nada más
aterrizar en El Aaiún, el europarlamentario pudo ver a "medio
centenar de colonos marroquíes con banderas y enseñas lanzando
gritos y proclamas nacionalistas y con actitud nada amistosa",
según contó él mismo a sus compañeros de partido mientras se
encontraba retenido en el avión.Posteriormente, y ya desde Las
Palmas, adonde regresó el avión, Meyer relató que
"contraviniendo todas las leyes internacionales y españolas", la
policía secreta marroquí irrumpió en la aeronave "con muy malos
modos, empujando a una periodista", informa Efe. Otro reportero
sufrió en ese momento un ataque de ansiedad.Ante los gendarmes,
el eurodiputado se identificó como tal, mientras que el
comandante del avión, Javier Guzmán, exigió a los policías que
abandonaran la aeronave porque era territorio español, con lo
que defendió, según Meyer, "con mucha dignidad la jurisdicción
española". 'La UE tiene que pasar ya a la acción' El
eurodiputado ha denunciado que con la negativa de Marruecos a
dejar entrar a diversas delegaciones y a los medios de
comunicación, "lo que quiere la fuerza ocupante es que no haya
testigos de los desmanes que están cometiendo en el Sáhara
Occidental"."Si esto lo hacen con un cargo público, qué no harán
a los ciudadanos marroquíes", se ha lamentado Meyer, según
informa Europa Press.Por ello, Willy Meyer ha anunciado que
pedirá a la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, y
a la alta representante de la UE para Asuntos Exteriores,
Catherine Ashton, que exija explicaciones "de inmediato" a
Rabat."La UE tiene que pasar ya a la acción", ha reclamado
Meyer. Escalada de tensión El episodio vivido por Meyer y por
los parlamentarios del País Vasco y Navarra se une a los
incidentes de la pasada semana, cuando dos periodistas españoles
fueron agredidos durante un juicio contra siete activistas
saharauis en Casablanca.Dicha agresión se produjo en plena
escalada de tensión en el Sáhara Occidental y días después de
que el ministro de Exteriores marroquí arremetiera contra la
prensa española por sus informaciones sobre el conflicto tras
entrevistarse con Trinidad Jiménez en Madrid.La Federación de
Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) anunció que
estudiaba la presentación de "una queja formal" ante el
Ministerio de Exteriores marroquí por la agresión.Menos comedida
en su respuesta se mostró ayer la Abogacía del Estado, que acusó
directamente al Gobierno español de desatender a los abogados
que asistían como observadores al juicio contra los activistas y
que denunciaron haber vivido situaciones de peligro.





Lunes, 8 de noviembre de 2010

Comienza la reunión auspiciada por Naciones Unidas
"Marruecos quiere que nos pongamos nerviosos y paralicemos las negociaciones"
Pese a la tensión, ha comenzado la reunión de Marruecos y el
Frente PolisarioPolisario: 'Este es un acto deliberado para
hacer descarrilar las negociaciones'ONU: 'Instamos a todas las
partes implicadas a ejercer la mayor contención'

Erena Calvo | Agencias

Pese al desmantelamiento del campamento, las reuniones
auspiciadas por nNaciones Unidas entre el Polisario y Marruecos
han acomenzado.

El Frente Polisario considera que el desmantelamiento del
campamento saharaui de El Aaiún es un acto deliberado de
Marruecos para bloquear las negociaciones, justo cuando este
lunes arrancaba la reunión en Nueva York auspiciada por Naciones
Unidas. "Quieren que nos pongamos nerviosos y paralicemos las
negociaciones para acusarnos de obstruir el proceso", ha
declarado a ELMUNDO.es el embajador de la República Árabe
Saharaui Democrática (RASD) en Argelia, Brahim Gali. Aunque más
tarde de lo previsto, las conversaciones entre el Polisario y
Marruecos han arrancado finalmente este lunes cerca de Nueva
York, según un comunicado de un portavoz de Naciones Unidas."El
tercer ciclo de discusiones informales entre Marruecos y el
Frente Polisario sobre el futuro estatuto del Sáhara occidental
ha comenzado esta mañana en Long Island", cerca de Nueva York,
según el comunicado."Es muy lamentable que esta operación
[marroquí] y los sucesos que la han precedido y seguido hayan
afectado a la atmósfera en la cual tienen lugar las discusiones.
Instamos a todas las partes implicadas a ejercer la mayor
contención en las próximas horas y días", dijo el portavoz de la
ONU, Martin Nesirky. Ambiente tensoEl portavoz explicó que el
organismo cuenta con información contradictoria y superficial
acerca de las razones de la operación, el nivel de las fuerzas
empleadas, así como el número de víctimas en ambos bandos."De
todas maneras, según todas las informaciones y con nuestro
profundo pesar, se han producido muertos y heridos. El personal
de las Naciones Unidas en el Sáhara Occidental trata de
recopilar todos los hechos para tener un relato completo de lo
sucedido", agregó. En medio de un ambiente tenso, Ross recibió a
las dos delegaciones en el complejo Greentree de Manhasset, una
localidad a las afueras de Nueva York que ha sido el escenario
de las conversaciones anteriores. A las mismas también asisten
en calidad de observadores representantes de los países vecinos,
Argelia y Mauritania.La gravedad de los enfrentamientos en la ex
colonia española se han convertido en inevitable protagonista
del encuentro y han puesto en duda su celebración, dijeron
fuentes diplomáticas.De hecho, la cita se ha retrasado más de
una hora. Según explicó el representante del Frente Polisario en
Naciones Unidas, Ahmed Boujari, la delegación del Polisario
deseaba informarse previamente de la situación en el Sáhara
Occidental. Llamamiento al Consejo de Seguridad"No tenemos una
visión clara, pero este es un acto deliberado de Marruecos que
condenamos", declaró antes de la cita."Este es un acto
deliberado para hacer descarrilar las negociaciones. Es un acto
condenable con consecuencias serias. Espero que el Consejo de
Seguridad de la ONU aborde este asunto", dijo Boujari, en
referencia a los violentos enfrentamientos entre las fuerzas
marroquíes y los saharauis cerca de El Aaiún, capital del Sáhara
occidental, que ha dejado un número indeterminado de víctimas
(tres agentes marroquíes y al menos un activista saharaui).Por
su parte, el ministro de Exteriores saharaui, Mohamed Uld Salek,
aseguró que las negociaciones "no pueden avanzar en
circunstancias tan graves" como las vividas en El Aaiún, que
"minan la confianza" entre las partes y "desacreditan" a la
ONU.Con todo, el embajador Gali ya anunció que, pese al
desmantelamiento del campamento, sí se sentarían a negociar con
Marruecos, porque con la operación Rabat pretendía que el
Polisario paralizase las conversaciones.




Lunes, 8 de noviembre de 2010

Confusión sobre el número de víctimas mortales
"El Aaiún está en llamas"
El Frente Polisario habla de un muerto. Otras fuentes, de 4
víctimasRabat admite que han fallecido tres agentes de las
Fuerzas de SeguridadLa población saharaui ha levantado
barricadas en El Aaiún

Erena Calvo | Ana del Barrio

El Frente Polisario confirma la muerte de un saharahui, mientras
otros grupos hablan de 4 víctimas. Rabat confirma la muerte de 3
agentes.

El Aaiún es hoy una ciudad en llamas. El conflicto del Sáhara,
latente desde hace años, ha estallado. Los saharauis, que llevan
décadas luchando pacíficamente, se han levantado contra el
Ejército marroquí tras el violento desalojo del campamento de
protesta de 'Gdeim Izik'.La batalla campal ha dejado varios
muertos en el camino y numerosos heridos, aunque las cifras
varían en función de las fuentes de información. El embajador de
la República Árabe Saharaui Democrática en Argelia, Brahim Gali,
ha asegurado a ELMUNDO.es que de momento solamente se puede
confirmar un fallecido saharaui. Se trataría del joven saharahui
de 26 años, Babi Mahmud el Gargar, fallecido en la toma del
campamento, según una nota del Frente Polisario.Sin embargo,
fuentes saharahuis en El Aaiún hablan de cuatro cadáveres en el
campamento, entre ellos un menor de edad. Mientras, el delegado
del Frente Polisario en España, Bucharaya Beyun, elevó la suma a
13 muertos.Además, según Gali, hay 70 detenidos, 80 heridos
(cuya gravedad se desconoce) y varios desaparecidos, entre los
que no saben si hay más víctimas mortales.Por su parte, el
Gobierno marroquí ha anunciado que tres agentes de las fuerzas
del orden han perdido la vida durante la operación de
desmantelamiento del campamento de protesta, situado a 15
kilómetros de El Aaiún, la capital del Sáhara Occidental. Según
estas fuentes, un agente murió lapidado y otro fue quemado vivo.
'La gente de El Aaiún ha salido a la calle'La población civil ha
levantado barricadas y, en estos momentos se están produciendo
violentos enfrentamientos. "La gente de El Aaiún ha salido a la
calle y ha levantado barricadas. Las calles están destrozadas y
hay una humareda enorme. La ciudad está en llamas", ha declarado
a ELMUNDO.es Isabel Terraza, española del movimiento Resistencia
Saharaui que se encontraba en el campamento.Todo comenzó en
torno a las 7 de la mañana cuando el Ejército marroquí comenzó a
desmantelar por la fuerza el campamento de protesta de 'Gdeim
Izik' en el que 20.000 saharauis reivindicaban una mejora de sus
condiciones sociales y económicas. Se trataba de la mayor
protesta desde que España abandonó la colonia en 1975.Desde un
helicóptero, las Fuerzas del Orden marroquí alertaban a la
población por megafonía para que desalojase el campamento.
Posteriormente, utilizaron camiones cisterna para rociar las
jaimas con agua caliente, lanzaron gases lacrimógenos y quemaron
algunas de las tiendas."Del campamento no queda nada. Han
destrozado todas las jaimas. No ha quedado ni una sola en pie.
Los soldados han entrado violentamente y han comenzado a cercar
a la gente", ha relatado Isabel, una de las cuatro españolas que
se encuentra en el Sáhara Occidental.Tras conocer el
desmantelamiento del campamento, la población de la antigua
colonia española decidió salir a la calle y allí se trasladaron
los enfrentamientos. Las Fuerzas de Seguridad marroquíes están
realizando registros "casa por casa" en los barrios de El Aaiún
y están armando a los colonos marroquíes que viven en la
zona.Fuentes saharauis aseguran que los agentes marroquíes están
tiroteando a los saharauis desde los vehículos y luego, los
recogen y los meten en camiones. "Se está agrediendo a todo el
mundo, niños, mujeres, hombres, ancianos. Es una lucha cuerpo a
cuerpo contra todos los ciudadanos saharauis. Están destruyendo
sus jaimas y una parte del campamento está ardiendo. Las mujeres
están aterrorizadas, pero no quieren huir porque temen que maten
a sus maridos y a sus hijos", aseguraron desde el colectivo
Sáhara Thawra.Según dos de las principales asociaciones pro
marroquíes en el Sáhara Occidental, "varios centenares de
civiles [marroquíes] se han unido a los agentes en contra de los
activistas" en la ciudad. Según la policía marroquí, en los
enfrentamientos en El Aaiún "varios miembros de las fuerzas del
orden han sido heridos". El prefecto de policía de El Aaiún,
Mohamed Djisi, negó que haya habido muertes de civiles en los
enfrentamientos. El incidente más graveEl de hoy sería el
incidente más grave en el Sáhara Occidental después de que en
septiembre de 1991 terminasen los combates entre Marruecos y el
Frente Polisario y se decretase el alto el fuego.El campamento
de protesta saharaui se levantó hace más de tres semanas. Allí
convivían más de 25.000 saharauis en 7.500 jaimas. Sus
reivindicaciones eran socioeconómicas, aunque muchos de sus
habitantes no escondían sus vínculos con la causa saharaui.
Hasta ahora, el momento de máxima tensión se produjo el pasado
24 de octubre cuando un joven saharaui, de 14 años, murió a
tiros del Ejército marroquí cuando intentaba acceder al
campamento.Curiosamente, hace un año, el Gobierno español
también vivió una situación conflictiva con Marruecos por el
caso de la activista saharaui Aminatu Haidar, que puso en jaque
al Ejecutivo de Zapatero. Tras un mes en huelga de hambre,
Haidar logró finalmente aterrizar en El Aaiún después de arduas
negociaciones entre España y el Reino alauí. En el acuerdo entre
ambos países, el Ejecutivo español reconocía que en el Sáhara
imperaba la ley marroquí. Desde entonces, la situación no ha
hecho sino empeorar.
Martes, 9 de noviembre de 2010

Conflicto tras el desmantelamiento del campamento de 'Gdeim
Izik'
Los saharauis cifran en 300 los desaparecidos tras la revuelta en El Aaiún


ELMUNDO.es | Efe

Según denuncia el colectivo Sáhara Thawra, muchos saharauis han
sido detenidos y trasladados a una base militar.

Noche tensa en el Sáhara Occidental. Los saharauis se han
despertado haciendo balance tras la batalla campal que se vivió
ayer en El Aaiún entre el Ejército marroquí y los saharauis, que
salieron a la calle tras el desmantelamiento del campamento de
'Gdeim Izik'.Según denuncia el colectivo Sáhara Thawra, hay unos
300 desaparecidos. Muchos de ellos han sido detenidos por el
Ejército marroquí y han sido trasladados a una base militar al
norte de El Aaiún. Otros muchos se encuentran en los hospitales,
ya que resultaron heridos tras los enfrentamientos. También
aseguran que hay muchos niños que se encuentran en paradero
desconocido.Además, la Policía de Marruecos ha incitado a los
colonos marroquíes en El Aaiún a "allanar, saquear y destruir"
viviendas saharauis y golpear a sus habitantes, ha informado el
Ministerio de Territorios Ocupados de la República Árabe
Saharaui Democrática (RASD).Además, ha asegurado que los presos
saharauis en El Aaiún "se cuentan por decenas", aunque el
Ministerio de Territorios Ocupados no ha conseguido
identificarlos.Según explica este Departamento, el Ejército
marroquí ha tomado las calles de El Aaiún y han incitado a
"supuestos colonos" marroquíes para que se adentren en los
conocidos barrios de población mayoritariamente saharaui.Todo
ello se produce después de que ayer, a primera hora de la
mañana, el Ejército marroquí desmantelase por la fuerza el
campamento de protesta en el que se habían instalado 25.000
saharauis que vivían en 7.500 jaimas. La población saharaui
salió a la calle para protestar por el desmantelamiento y tuvo
enfrentamiento con el Ejército marroquí.Desde 2005, alrededor de
7.000 policías de paisano se mezclan con la población civil
"para actuar en cualquier momento", según ha asegurado la
República Árabe Saharaui.Los policías indican qué viviendas
pertenecen a saharauis y éstas son allanadas, saqueadas y
destruidas, además de golpear a las personas que se alojan en
ellas.Más tarde, según esta misma fuente, destacamentos de la
policía han concentrado a grupos de colonos marroquíes para
señalarles un recorrido determinado por el que marchar coreando
eslóganes. Ha advertido la posibilidad de que la represión
marroquí se extienda a otras ciudades saharauis

Annunci